Series de yoga

corepower yoga, llc

Postura del NiñoEsta postura calmante es una buena posición de pausa por defecto. Puedes utilizar la postura del niño para descansar y volver a concentrarte antes de continuar con la siguiente postura. Estira suavemente la parte baja de la espalda, las caderas, los muslos, las rodillas y los tobillos y relaja la columna vertebral, los hombros y el cuello.
Sé consciente: Concéntrate en relajar los músculos de la columna vertebral y la zona lumbar mientras respiras.Postura del niñoEsta debería ser tu postura preferida siempre que necesites descansar un momento durante un entrenamiento de yoga.PruébalaPerro mirando hacia abajoEl perro mirando hacia abajo fortalece los brazos, los hombros y la espalda mientras estira los isquiotibiales, las pantorrillas y los arcos de los pies. También puede ayudar a aliviar el dolor de espalda.
Ten en cuenta: Concéntrese en distribuir el peso uniformemente a través de las palmas de las manos y en levantar las caderas hacia arriba y hacia atrás, lejos de los hombros.Perro mirando hacia abajo Esta es una de las posturas de yoga más comunes.  Pruébala. La postura del tablón, un ejercicio muy común, ayuda a fortalecer el núcleo, los hombros, los brazos y las piernas.
Sé consciente de ello: Al hacer la plancha, imagine que la parte posterior del cuello y la columna vertebral se alargan. Esta postura común puede fortalecer el núcleo, los hombros, los brazos y las piernas. Es una buena postura para aprender si quieres trabajar en posturas más avanzadas, como los equilibrios de brazos o las inversiones.

ashtanga vinyasa yoga

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Existe la percepción común de que hay una forma «correcta» de realizar una secuencia de yoga. Esto es especialmente cierto con algunos tipos de yoga en los que el orden de las posturas está establecido, normalmente debido a un principio subyacente que rige la práctica.
En el caso del Bikram yoga, se asigna una secuencia de 26 posturas (asanas) a la que hay que atenerse. El principio es que, al hacerlo, puedes centrarte en tu respiración y en la calidad de tus asanas en lugar de navegar por una secuencia de posturas siempre cambiante. Algo parecido ocurre con el Ashtanga yoga, en el que hay 41 asanas.
En última instancia, el yoga consiste en descubrir. Por eso a los instructores se les llama «maestros» y a los entrenamientos se les describe como «prácticas». Con el yoga, se pretende obtener conocimientos de todas las personas con las que se trabaja (incluidos otros estudiantes), que se pueden aplicar a la propia práctica. Como tal, el yoga es una experiencia individual con formas de expresión diferentes y únicas.

bhakti yoga

Si alguna vez has asistido a una clase de yoga o has visto un DVD de yoga, habrás notado que las posturas se presentan en un orden determinado. Este orden se llama secuencia, y una «secuencia de yoga» se refiere a la estructura y el flujo de una clase de yoga. La secuenciación de una clase bien hecha es un arte. Hay muchos enfoques y detalles diferentes que tu profesor puede considerar al diseñar una clase.
El orden, la complejidad y la variedad de las posturas varían según las tradiciones de yoga y los instructores. Una clase de Kundalini será claramente distinta de una clase de Bikram, que a su vez será diferente de una clase de Restauración, Vinyasa, Viniyoga o Integral. Sin embargo, cada una de esas secuencias ha sido diseñada para obtener beneficios particulares, según ese estilo de yoga.
La mayoría de las clases incluyen una combinación de posturas de pie y sentadas, así como niveles adecuados de torsiones, inversiones, flexiones hacia atrás, flexiones hacia delante y movimientos de fortalecimiento. Todas estas posturas estirarán tu cuerpo y relajarán tu mente, así que no importa qué estilo de yoga decidas practicar – ¡todavía estarás practicando yoga y obteniendo todos los beneficios! A continuación, se profundiza en los principales elementos que componen una secuencia de yoga.

bikram yoga

El Ashtanga Vinyasa Yoga es un estilo de yoga como ejercicio popularizado por K. Pattabhi Jois durante el siglo XX, a menudo promocionado como una forma moderna del yoga clásico indio[1]. Él afirmó haber aprendido el sistema de su maestro, Tirumalai Krishnamacharya. El estilo es enérgico y sincroniza la respiración con los movimientos. Las posturas individuales (asanas) están unidas por movimientos fluidos (vinyasas)[2].
Jois estableció su Instituto de Investigación de Ashtanga Yoga en 1948[3] El estilo actual de enseñanza se denomina estilo Mysore por la ciudad de la India donde se enseñaba originalmente la práctica[4] El Ashtanga Vinyasa Yoga ha dado lugar a varios estilos derivados de Power Yoga.
Se espera que los estudiantes de Ashtanga Vinyasa Yoga memoricen una secuencia y practiquen en la misma sala que los demás sin ser dirigidos por el profesor. El papel del profesor es guiar, así como proporcionar ajustes o ayudar en las posturas. En otros lugares, las clases dirigidas se imparten dos veces por semana en lugar de las clases de estilo Mysore, y el profesor dirigirá a un grupo a través de la misma serie al mismo tiempo. Las clases dirigidas sólo se introdujeron en los últimos años de K. Pattabhi Jois[5][6].