Definicion de yoga

Origen del yoga

El yoga (/ˈjoʊ.ɡə/ (escuchar);[1] sánscrito: योग, lit.  ’yugo’ o ‘unión’ pronunciado [joːɡɐ]) es un grupo de prácticas o disciplinas físicas, mentales y espirituales que se originaron en la antigua India, destinadas a controlar (‘yugo’) y aquietar la mente, y a reconocer la ‘conciencia-testigo’ desapegada como no tocada por las actividades de la mente (Citta) y el sufrimiento mundano (Duḥkha). Existe una amplia variedad de escuelas de yoga, prácticas y objetivos[2] en el hinduismo, el budismo y el jainismo,[3][4][5] y en todo el mundo se practican formas tradicionales y métodos modernos de yoga[6].
A grandes rasgos, existen dos tipos de teorías sobre los orígenes del yoga. El modelo lineal sostiene que el yoga tiene orígenes arios, tal y como se refleja en el corpus textual védico, y que influyó en el budismo; según Crangle, este modelo es apoyado principalmente por los eruditos hindúes. El modelo de síntesis sostiene que el yoga es una síntesis de prácticas indígenas no arias con elementos arios; este modelo es el preferido por los estudiosos occidentales[7].
El término «yoga» en el mundo occidental suele designar una forma moderna de hatha yoga y una técnica de acondicionamiento físico, alivio del estrés y relajación basada en posturas,[21] que consiste principalmente en las asanas,[22] en contraste con el yoga tradicional, que se centra en la meditación y la liberación de los apegos mundanos[21][23] Fue introducido por gurús de la India, tras el éxito de la adaptación del yoga sin asanas de Vivekananda a finales del siglo XIX y principios del XX,[24] que introdujeron los Yoga Sutras en Occidente. Los Yoga Sutras cobraron importancia en el siglo XX tras el éxito del hatha yoga[25].

Definición de yoga y meditación

Yoga significa «unión» o «conexión». En sánscrito, la palabra «yoga» se utiliza para significar cualquier forma de conexión. El yoga es tanto un estado de conexión como un conjunto de técnicas que nos permiten conectar con cualquier cosa.
Si deseamos conectar con nuestra parte intuitiva y creativa, y darnos cuenta del Ser eterno que hay en nuestro núcleo, tenemos que considerar qué es realmente el yoga. Cada definición de yoga revela una parte del océano de conocimiento y experiencia que forma el camino yóguico.
Hay muchos caminos yóguicos tradicionales que facilitan la conexión con la verdad más elevada y despiertan nuestra propia conciencia, incluyendo el tantra, el mantra, el laya, el kundalini, el bhakti, el jnana, el karma yoga, etc. Cada camino se especializa en sus propias técnicas y métodos para despertar una mayor conciencia y conexión con el ser y la vida.
Las prácticas de yoga incluyen la postura (asana), la respiración (pranayama), el control de las fuerzas sutiles (mudra y bandha), la limpieza del cuerpo-mente (shat karma), las visualizaciones, el canto de mantras y muchas formas de meditación.
En su nivel más práctico, el yoga es un proceso de toma de conciencia de lo que somos. Las técnicas de yoga facilitan el equilibrio y la salud, y despliegan nuestro potencial latente. El yoga nos permite ser más conscientes de nosotros mismos y sentirnos conectados.    Como tal, el yoga es un proceso de autodescubrimiento. Esto nos lleva al autodominio y a la autorrealización.

Definición de yoga en sánscrito

El yoga (/ˈjoʊ.ɡə/ (escuchar);[1] sánscrito: योग, lit.  ’yugo’ o ‘unión’ pronunciado [joːɡɐ]) es un grupo de prácticas o disciplinas físicas, mentales y espirituales que se originaron en la antigua India, destinadas a controlar (‘yugo’) y aquietar la mente, y a reconocer la ‘conciencia-testigo’ desapegada como no tocada por las actividades de la mente (Citta) y el sufrimiento mundano (Duḥkha). Existe una amplia variedad de escuelas de yoga, prácticas y objetivos[2] en el hinduismo, el budismo y el jainismo,[3][4][5] y en todo el mundo se practican formas tradicionales y métodos modernos de yoga[6].
A grandes rasgos, existen dos tipos de teorías sobre los orígenes del yoga. El modelo lineal sostiene que el yoga tiene orígenes arios, tal y como se refleja en el corpus textual védico, y que influyó en el budismo; según Crangle, este modelo es apoyado principalmente por los eruditos hindúes. El modelo de síntesis sostiene que el yoga es una síntesis de prácticas indígenas no arias con elementos arios; este modelo es el preferido por los estudiosos occidentales[7].
El término «yoga» en el mundo occidental suele designar una forma moderna de hatha yoga y una técnica de acondicionamiento físico, alivio del estrés y relajación basada en posturas,[21] que consiste principalmente en las asanas,[22] en contraste con el yoga tradicional, que se centra en la meditación y la liberación de los apegos mundanos[21][23] Fue introducido por gurús de la India, tras el éxito de la adaptación del yoga sin asanas de Vivekananda a finales del siglo XIX y principios del XX,[24] que introdujeron los Yoga Sutras en Occidente. Los Yoga Sutras cobraron importancia en el siglo XX tras el éxito del hatha yoga[25].

Definición bíblica de yoga

El yoga (/ˈjoʊ.ɡə/ (escuchar);[1] sánscrito: योग, lit.  ’yugo’ o ‘unión’ pronunciado [joːɡɐ]) es un grupo de prácticas o disciplinas físicas, mentales y espirituales que se originaron en la antigua India, destinadas a controlar (‘yugo’) y aquietar la mente, y a reconocer la ‘conciencia-testigo’ desapegada como no tocada por las actividades de la mente (Citta) y el sufrimiento mundano (Duḥkha). Existe una amplia variedad de escuelas de yoga, prácticas y objetivos[2] en el hinduismo, el budismo y el jainismo,[3][4][5] y en todo el mundo se practican formas tradicionales y métodos modernos de yoga[6].
A grandes rasgos, existen dos tipos de teorías sobre los orígenes del yoga. El modelo lineal sostiene que el yoga tiene orígenes arios, tal y como se refleja en el corpus textual védico, y que influyó en el budismo; según Crangle, este modelo es apoyado principalmente por los eruditos hindúes. El modelo de síntesis sostiene que el yoga es una síntesis de prácticas indígenas no arias con elementos arios; este modelo es el preferido por los estudiosos occidentales[7].
El término «yoga» en el mundo occidental suele designar una forma moderna de hatha yoga y una técnica de acondicionamiento físico, alivio del estrés y relajación basada en posturas,[21] que consiste principalmente en las asanas,[22] en contraste con el yoga tradicional, que se centra en la meditación y la liberación de los apegos mundanos[21][23] Fue introducido por gurús de la India, tras el éxito de la adaptación del yoga sin asanas de Vivekananda a finales del siglo XIX y principios del XX,[24] que introdujeron los Yoga Sutras en Occidente. Los Yoga Sutras cobraron importancia en el siglo XX tras el éxito del hatha yoga[25].