Bloques de yoga

Bloques y correas de yoga

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
No importa si eres nuevo en el yoga o un experto, la práctica puede ser un reto. Muy pocos de nosotros podemos hacer todos los estiramientos y todas las posturas, y los bloques de yoga están ahí para ayudarnos cuando no podemos hacerlo.
Por ejemplo, si tienes problemas para tocar el suelo, puedes usar un bloque de yoga para extender tu alcance. O, si necesitas un poco de apoyo en una postura, puedes usar uno como cojín o almohadilla. «Yo uso los bloques de yoga para ayudarme a encontrar un estiramiento más profundo, o como apoyo cuando no tengo la flexibilidad necesaria para hacer una postura de yoga», explica DeAndre Sinette, instructor de fitness y entrenador de la aplicación FitOn. «También son muy buenos para apoyarte en la meditación sentada».

Los mejores bloques de yoga

B. K. S. Iyengar, quien fundó el Yoga Iyengar en la década de 1970, introdujo el uso de accesorios de yoga, incluyendo ladrillos y correas para ayudar a sus estudiantes hacia la alineación correcta en las asanas. Recomendó que los ladrillos de yoga tuvieran un tamaño similar al de un ladrillo de casa, de 22,5 x 11 x 7,5 cm (9 x 4,5 x 3 pulgadas)[1][2] Las instituciones de yoga Iyengar venden accesorios sin marca como ladrillos, cinturones, almohadillas y mantas[3][4].
Los ladrillos de yoga se fabrican en una variedad de materiales, tamaños y colores. Lydia Willgress, que escribe en The Independent, afirma que las consideraciones clave son la dureza del material, que influye en la comodidad y el apoyo que proporcionan; el tamaño y el peso; y la apariencia[5] Algunas marcas, como Lululemon, también ofrecen «mensajes de motivación»[5] tanto en el embalaje como en el propio bloque[5].
Los practicantes pueden optar por tener un solo bloque, pero algunas asanas requieren un bloque bajo cada mano, o una pila de dos bloques, por lo que comprar un juego de dos puede ser práctico y económico en cuanto a los costes de envío[1].

Bloques de yoga baratos

Con tantas opciones para elegir, encontrar el mejor bloque de yoga para su preferencia y entrenamiento puede ser complicado. Así que, ¡súbase porque estamos a punto de dejarle algunos secretos para encontrar los mejores bloques de yoga para sus necesidades!
Pero la madera no es tan popular como los otros materiales como el corcho y la espuma para los mejores bloques del yoga en 2021. Los bloques de yoga de madera son generalmente más pesados que otras alternativas, lo que los hace menos adecuados para la portabilidad. Mientras que los bloques de yoga de madera siguen siendo una excelente opción para la práctica de yoga en casa, algunos yoguis principiantes pueden encontrarlos un poco duros para la columna vertebral, especialmente los que tienen forma de ladrillo con bordes más afilados.
Más ligeros y económicos que la madera, los bloques de yoga de corcho son ecológicos y extremadamente resistentes. No son tan duros como los bloques de yoga de madera, pero tampoco son tan blandos como los de espuma, lo que los hace perfectos tanto para los principiantes como para los yoguis experimentados.
La espuma es el material más popular usado en los mejores bloques del yoga en 2021 debido a su asequibilidad y peso ligero. Los yoguis principiantes encontrarán los bloques de yoga de espuma más suaves y blandos en comparación con las alternativas de madera o corcho. Son mucho más cómodos para las articulaciones y proporcionan un excelente soporte para la espalda y la pelvis en varias posturas restaurativas.

Juego de 2 bloques de yoga

Septiembre es el Mes Nacional del Yoga, un gran recordatorio para practicar yoga y crear un estilo de vida más equilibrado. Aunque el yoga puede ayudar a mejorar la flexibilidad, la postura y el equilibrio, su práctica ofrece mucho más, como la autorreflexión, la práctica de la amabilidad con nosotros mismos y con los demás, y el crecimiento continuo y el conocimiento de uno mismo. Por supuesto, todo esto es mucho más fácil de avanzar si puedes encontrar una sensación de comodidad en las posturas.
El yoga proporciona muchos accesorios para mejorar su capacidad de expresar una postura de yoga. Uno de los accesorios de yoga más populares para usar en clase es el bloque de yoga. Hecho de espuma, bambú, madera o corcho, el bloque se utiliza a menudo como una extensión de los brazos, pero también puede apoyar la espalda, la cabeza y las caderas para ayudar al cuerpo a establecerse en una pose. Además, los bloques de yoga:
Tanto si estás sentado como de pie, o si tienes las caderas y los hombros tensos, las siguientes cuatro posturas son excelentes ejemplos de cómo utilizar un bloque de yoga para mejorar la flexibilidad y encontrar un mayor disfrute en tu práctica de yoga.
Cómo: Arrodíllate con las rodillas y los pies separados a la distancia de las caderas. Coloca el bloque entre las espinillas a media altura. Desplaza lentamente el cuerpo hacia atrás y siéntate encima del bloque. Alargue la columna vertebral, comprometa suavemente el núcleo y mantenga la longitud en la parte posterior del cuello. Coloque las palmas de las manos en la parte superior de los muslos.