Arm balances yoga

Wikipedia

Los equilibrios de brazos pueden poner tu mundo al revés -literalmente-, lo cual es parte de la razón por la que los yoguis sienten tal sensación de logro después de dominar una postura como la Bakasana (postura de la grulla o del cuervo). Uno de los primeros equilibrios de brazos que muchos estudiantes logran, la Grulla/Cuervo te ofrece la oportunidad de sentirte fuerte y flexible a la vez, lo que puede motivarte a desafiarte de otras maneras en tu práctica.
Para llegar a la postura del cuervo, tienes que activar los músculos abdominales, presionar las manos, comprometer los omóplatos, apretar las piernas en la línea media y, sobre todo, confiar en ti mismo. La Bakasana te enseña a crear conexiones entre los brazos y las rodillas, los abdominales y la columna vertebral, la mente y el cuerpo.
¿El resultado? Fortalecimiento de los músculos abdominales, los brazos y las muñecas (asegúrate de calentar antes de intentar la Postura del Cuervo), y un delicioso estiramiento en la parte superior de la espalda y la ingle. Pero, quizás aún mejor, la confianza que se obtiene al enfrentarse a los miedos y conseguir, de alguna manera, mantener la compostura y, al mismo tiempo, dejarse llevar.

Arm balances yoga del momento

El secreto para mejorar los equilibrios de brazos consiste en relajar el cuerpo, permitiendo que tus articulaciones te sostengan en una elevación en lugar de caer de bruces. Prueba estas tres secuencias para encontrar la estabilidad y la confianza que necesitas para volar.
Es fácil que los equilibrios de brazos te pongan nervioso. «Caer de bruces» es una metáfora del fracaso, y con estas posturas es una descripción demasiado literal de lo que puede ocurrir cuando te metes en problemas. Así que, si eres como la mayoría de la gente, te acercas a los equilibrios de brazos con ansiedad, temiendo que tus brazos no sean lo suficientemente fuertes como para elevarte en el aire y que puedas acabar con moratones en tu cuerpo y en tu ego. Para no estrellarse, recurre a una determinación muy dura: Tus nudillos se vuelven blancos, tu cara se pone roja y empujas, empujas y empujas. Puede que consigas despegar. Pero se necesita algo más que fuerza muscular y determinación para posar cómodamente en una postura como la Bakasana (postura de la grulla).
Lo que a menudo se pasa por alto es que los equilibrios de brazos requieren que te relajes profundamente y liberes muchas de tus articulaciones y músculos. Necesitas una gran flexibilidad en las ingles, los isquiotibiales, las caderas, las rodillas y el torso sólo para conseguir la forma de la mayoría de estas posturas; una vez que desarrolles esto, no tendrás que trabajar tanto. Esto no quiere decir que puedas olvidarte de la fuerza. Pero si la parte superior de tu cuerpo es lo suficientemente fuerte como para soportar una postura de plancha o Chaturanga Dandasana (postura del bastón de cuatro extremidades), probablemente no necesites más fuerza en los brazos de la que ya tienes. Es cierto que puede que necesites desarrollar la fuerza del núcleo haciendo que posturas como la Paripurna Navasana (postura del barco) y la Ardha Navasana (media postura del barco) formen parte de tu rutina habitual. Pero si te cuesta hacer equilibrios con los brazos, no te esfuerces en aumentar el volumen de los bíceps.

Arm balances yoga 2022

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Los equilibrios de brazos siempre resultan increíbles, pero puede resultar intimidante intentarlos. Si comprendes los fundamentos de los equilibrios de brazos, podrás explorar estas posturas con seguridad y ampliar tu práctica de yoga. Te mostraremos cómo las posturas siguen ciertos patrones y se basan unas en otras para que puedas volar alto.
Otros problemas comunes en el Cuervo son poner las rodillas en la parte exterior de la parte superior de los brazos en lugar de utilizar los brazos como un estante. Asegúrate también de empezar con el trasero alto. Si está demasiado bajo, te pesa.
Una vez que te sientas cómodo en el cuervo, el siguiente paso natural es trabajar en el cuervo lateral. En realidad hay dos versiones de esta postura. La gente suele aprender primero la postura con las caderas en un brazo y las rodillas en el otro.

Balance de brazos beneficios del yoga

Los equilibrios de brazos pueden ser una de las categorías de asanas de yoga más difíciles de practicar y enseñar. No sólo hay que preparar el cuerpo a fondo para estas posturas desafiantes, sino que también se necesita una secuencia fiable que tenga sentido y no canse el cuerpo antes de llegar al equilibrio de brazos que se planea practicar. Este artículo pretende ofrecerte cinco consejos sobre cómo secuenciar los equilibrios de brazos y prepararte para el éxito de los mismos.
Los equilibrios de brazos son una parte vital de la práctica de yoga, pero pueden pasarse por alto ya que son muy desafiantes. Independientemente del equilibrio de brazos que elijas, empieza apoyando el peso en las manos y familiarízate con la forma de la postura antes de hacerla.
Esto significa que Bharmanasana (Postura de la Mesa), Phalakasana (Postura de la Plancha) (arriba), Chaturanga Dandasana (Postura del Bastón de Cuatro Extremidades) (foto de abajo) y Adho Mukha Svanasana (Postura del Perro Boca abajo) son todas equilibrios de brazos. De hecho, estos son sus fundamentos cuando se trata de balancear sobre sus manos. Tu secuencia de equilibrio de brazos podría ser perfectamente una secuencia de Chaturanga Dandasana o la Postura del Perro mirando hacia abajo, o podría ser más compleja como Bhujapidasana (Postura de pellizco de hombros) o Parsva Bakasana (Postura del cuervo lateral).